Skip to content
Abogados Venezuela, Noticias legales Editado por Raymond Orta Martinez

Baker & McKenzie cumple 50 años de gestión exitosa en Venezuela

junio 24, 2005

Alena Alejandro / Comstat Rowland
Con una visión local y el respaldo internacional de la Firma, la oficina de Caracas celebra cinco décadas de crecimiento y solidez profesional, al tiempo que siembra sus principios en la formación de nuevos abogados y en la atención de miles de clientes, quienes comprueban constantemente lo que significa la cultura de la excelencia.

El prestigioso Despacho de Abogados miembro de Baker & McKenzie celebra su cincuenta aniversario de presencia en Venezuela, tras convertirse en 1955 en la primera oficina internacional de la Firma, con la que se iniciara el sueño de su fundador Russel Baker, quien en 1949 y junto a su socio John McKenzie, concibió la idea de crear un bufete que tuviera presencia global y permitiera el asesoramiento in house de sus clientes multinacionales.
Este bufete, original de Chicago, Estados Unidos, marcó pauta en el mundo jurídico venezolano por ser el primer despacho extranjero establecido en el país, que con el pasar de los años y el ejercicio de la profesión, se convirtió en punto de referencia dentro y fuera de nuestras fronteras.
A lo largo de cincuenta años, la Firma en Venezuela ha abierto oficinas en Valencia, Puerto Ordaz, Puerto La Cruz y Maturín, y está constituida por 16 socios y 78 abogados, quienes con intenso trabajo reafirman una cultura de diversidad, excelencia y servicio, postulados distintivos de B&McK que han hecho posible contar con la confianza de más de mil clientes nacionales y multinacionales en diversas áreas industriales y del comercio.

Medio siglo dedicados a la Ciencia Jurídica en Venezuela
Durante cinco décadas de gestión, El Despacho de Abogados miembro de Baker & McKenzie ha ofrecido grandes aportes al marco jurídico venezolano, con un desempeño responsable y de alta calidad, que le han valido el reconocimiento de clientes y la comunidad en general.

Según el Abogado Roberto Mendoza, Socio Administrador del Despacho, las contribuciones han sido múltiples: en la formación académica y práctica de cientos de abogados venezolanos, en la creación de precedentes jurisprudenciales en casi todas las áreas del derecho y en el desarrollo doctrinario de las Ciencias Jurídicas. Así mismo, el Despacho ha sido consultado sobre la adecuación técnica de nuevos proyectos de ley, y ha participado en variedad de foros, conferencias y seminarios en distintas materias, tanto nacional como internacionalmente.
Más de 160 abogados han pasado por la «Escuela Baker» en nuestro país, «dos o tres años de entrenamiento en Baker son como 10 años de trabajo afuera, por la intensidad que ponemos al ejercicio de la profesión, en la atención esmerada y personalizada hacia los clientes y en la búsqueda de la excelencia», comenta Mendoza.

Experiencia global con sello local

Una de las grandes fortalezas del Despacho de Abogados miembro de Baker & McKenzie consiste en ser una firma conformada por profesionales venezolanos, que cuenta con el soporte de la firma internacional, conocedora de los marcos jurídicos de diversos países y en constante actualización e intercambio de conocimientos y procedimientos.

Gracias a los sistemas de comunicación y documentación desarrollados por Baker & McKenzie para un desempeño profesional de alta calidad – a través de su red internacional BakerNet, el «Centro de Conocimiento de Precedentes» en Bruselas y el «Centro de Procesamiento de Documentos» 24 horas en Manila – los socios y abogados de la firma pueden comunicarse de forma instantánea, y compartir datos y prácticas locales que se incorporen a las globales.
El contacto entre la gran familia Baker & McKenzie también está favorecido por las reuniones anuales que se hacen tanto con los socios como con los abogados regionales y globales; y los seminarios específicos de entrenamiento, en los cuales abogados jóvenes conocen a los socios más veteranos y aprenden de su experiencia, formándose como la generación de relevo.

Un producto que se vende por sí solo

El prestigio que la Firma ha ganado a escala global se basa en la excelencia del servicio que ofrecen diariamente sus miembros, quienes conforman la extensa red de oficinas en más de 60 países, que hablan más de 70 idiomas y están autorizados para ejercer el derecho en casi 250 jurisdicciones en todo el mundo.
A lo largo de 56 años Baker & McKenzie ha recibido innumerables reconocimientos por su impecable desempeño; su equipo ha sido distinguido con diversidad de prestigiosos nombramientos como el de Christine Lagarde, abogada francesa Ex Presidente del Comité Ejecutivo y del Comité de Políticas de la Firma, quien recientemente asumió el cargo de Ministra de Comercio Exterior de la República Francesa.

En definitiva, razones le sobran al Despacho de Abogados miembro de Baker & McKenzie para celebrar medio siglo de éxitos en el país que sirviera de puerta para su crecimiento internacional, cuyos miembros no han dejado de diferenciarse y marcar pauta en el mundo jurídico, tal y como los definiera la revista especializada «The Latin Lawyer» en una de sus ediciones: «una oficina clase aparte».